Tus derechos personales

“No te enfades” . Cuando pienso en la relación que tenemos con la rabia, resuena en mí ésta frase. Quizá porque la he escuchado muchas veces y también me he descubierto diciéndola yo. . Como si sólo con desearlo pudiéramos dejar de estar enfadadxs 😅 (o dejar de sentir cualquier tipo de emoción).

¿Sabes? A día de hoy, ¡me enfada leerla! Porque siento que tenemos el derecho a expresar nuestras emociones (sean las que sean)❣️


Cuando nos enfadamos es porque se ha traspasado algún límite, porque nos hemos sentido violentados en nuestra integridad o impotentes ante alguna situación. . A nosotros siempre nos gusta explicar que la rabia es la emoción que nos conecta con nuestro poder personal, con nuestra DIGNIDAD

Así, suele aparecer cuando nuestros derechos personales no se están respetando y con su energía, nos impulsa a defendernos (¡ojo! defendernos no va de la mano con actuar de forma agresiva). .

A mí siempre me dijeron que no debía enfadarme. Lo que no me contaron fue que la rabia estaba aquí para ayudarme, para recordarme mis derechos personales. . Algo que me ayudó muchísimo a dejar de luchar contra ésa emoción, fue conocerla y preguntarme cuando aparecía: ¿qué derechos siento que no se están respetando?

¿Crees que puede ser útil ésta pregunta para ti? ¿Recuerdas la última vez que te enfadaste? ¿Qué derecho sentiste que no se estaba respetando?





Compartimos contigo el listado de derechos personales por si puede serte útil.


DERECHOS PERSONALES

1. Algunas veces, tengo derecho a ser el primero.

2. Tengo derecho a cometer errores.

3. Tengo derecho a tener mis propias opiniones y creencias.

4. Tengo derecho a cambiar de idea, opinión, o actuación.

5. Tengo derecho a expresar una crítica y a protestar por un trato injusto.

6. Tengo derecho a pedir una aclaración.

7. Tengo derecho a intentar cambiar lo que no me satisface.

8. Tengo derecho a pedir ayuda o apoyo emocional.

9. Tengo derecho a sentir y expresar el dolor.

10. Tengo derecho a ignorar los consejos de los demás.

11. Tengo derecho a recibir el reconocimiento por un trabajo bien hecho.

12. Tengo derecho a negarme a una petición, a decir «no».

13. Tengo derecho a estar solo, aún cuando los demás deseen mi compañía.

14. Tengo derecho a no justificarme ante los demás.

15. Tengo derecho a no responsabilizarme por los problemas de los demás.

16. Tengo derecho a no anticiparme a los deseos y necesidades de los demás y a no tener que intuirlos.

17. Tengo derecho a no estar pendiente de la buena voluntad de los demás o de la ausencia de mala idea en las acciones de los demás.

18. Tengo derecho a responder, o no hacerlo.

19. Tengo derecho a ser tratado con dignidad.

20. Tengo derecho a tener mis propias necesidades y que sean tan importantes como las de los demás.

21. Tengo derecho a experimentar y expresar mis propios sentimientos, así como a ser mi único juez.

22. Tengo derecho a detenerme y pensar antes de actuar.

23. Tengo derecho a pedir lo que quiero.

24. Tengo derecho a hacer menos de lo que soy capaz de hacer.

25. Tengo derecho a decidir qué hacer con mi cuerpo, tiempo, y propiedad.

26. Tengo derecho a rechazar peticiones sin sentirme culpable o egoísta.

27. Tengo derecho a hablar sobre el problema con la persona involucrada y aclararlo, en casos en que los derechos de cada uno no están del todo claros.

28. Tengo derecho a hacer cualquier cosa, mientras no vulnere los derechos de otra persona.

Si te ha gustado éste artículo, no dudes en compartirlo con quien tu quieras :)

Si te has sentido identificad@ en algún momento y quieres que te acompañemos en éste precioso camino hacia el autoconocimiento, cuenta con nosotros.

Un abrazoo! ;)


Posts Recents
Arxiu